Escrito por

Cristina Sánchez de Pedro

04/04/2019
© Cortesía de Atelier Couture.

Ferrum et flora se inspira en la inauguración del Palacio de Cristal, que acogió una colección de flores autóctonas de Filipinas a finales del siglo XIX.


El desfile de Cristina Piña en Atelier Couture 2019 nos traslada al invierno de 1887 visto desde este edificio tan mágico. Su arquitectura de hierro y cristal acaba de llenarse de flores que conectan Madrid y Manila, y esto es precisamente lo que se refleja en cada uno de los looks que se presentan: detalles geométricos, reflejo de cristales y muchas flores estampadas, bordadas - que recuerdan a los mantones de Manila - y a modo de preciosos volúmenes en escotes y mangas.

© Cortesía de Atelier Couture.

© Cortesía de Atelier Couture.

En esta ocasión, “nuestra musa es Violeta, como no podía ser de otra manera”, comenta Cristina. “Es florista, amante de la botánica, de la zarzuela,… Es una madrileña castiza”.

© Cortesía de Atelier Couture.

© Cortesía de Atelier Couture.

La luz vuelve a servir de inspiración a Cristina Piña. Si la que se filtra en el mar y consigue multiplicar sus tonos de azul y plata fue protagonista en su colección de Costura y Novias 2019; esta vez, la chispeante luz del invierno madrileño se cuela a través de los cristales del Palacio de Cristal, dando lugar a la atmósfera onírica de la que surge Violeta.

Ferrum et flora es un auténtico despliegue de georgette, muselina, crepé, organza, tul, batista y terciopelo de seda. Por supuesto, también hay sitio para los lunares porque, ¿te imaginarías a la madrileña Violeta sin lunares ni claveles? Imposible.

★ ENTREVISTA CON CRISTINA PIÑA.

Sobre su primer traje de novia, plazos (casi) imposibles para entregar un vestido, la influencia de décadas pasadas... Hablamos con la diseñadora momentos antes de su último desfile: 

La diseñadora Cristina Piña. © Cortesía de Atelier Couture.

  • ¿Recuerdas cuándo hiciste tu primer vestido de novia?
Sí, perfectamente. Me acuerdo muy bien porque era una clienta que ya teníamos y en aquel momento yo no hacía novias todavía, pero ella decidió que quería que le hiciéramos su vestido de novia. Y partiendo un poco de lo que ya conocíamos de su estructura y de su estilo le hicimos el vestido. Ella fue la primera novia Cristina Piña.

© Cortesía de Atelier Couture.

© Cortesía de Atelier Couture.

  • ¿Qué es lo más especial que te ha pedido una novia?
Todo es especial, ¿no? Porque nuestros vestidos son especiales siempre, pero todos llevan un componente sentimental porque estamos hablando de un momento muy, muy especial para la novia, donde tiene que producirse buena conexión entre quién hace el vestido y quién lo lleva. Una vez nos pidieron que bordásemos en la cola del vestido el nombre del barco donde le habían pedido la mano. Hay cosas muy especiales.


  • ¿Cuál ha sido el plazo más corto que has tenido para entregar un vestido?
Un mes. Fue una locura auténtica y estuvimos currando todo el taller, pero lo conseguimos.

© Cortesía de Atelier Couture.

© Cortesía de Atelier Couture.

  • ¿Recuerdas cómo era el vestido de novia de tu madre?
Muy setentero, porque mi madre se casó en los 70. Con flores, me acuerdo muy bien. Una tela bastante sintética, como las de la época… Un vestido muy Massiel.

'Ferrum et flora' de Cristina Piña. © Cortesía de Atelier Couture.

  • ¿Te ha servido de inspiración para alguno de tus diseños?
No, pero al final, todo lo que te acompaña, siempre te sirve de inspiración. Pero es verdad que una de las cosas más importantes en Cristina Piña es el tejido, trabajar siempre tejido natural. Entonces, un vestido sintético… No. Y los 70 tampoco suelen ser una de las décadas que más use como inspiración, pero como todo lo que te acompaña te inspira, seguro que en algún momento aparecerá el vestido de novia de mi madre.

Desfile de Cristina Piña en Atelier Couture 2019. © Cortesía de Atelier Couture.

★ EL ATELIER DE CRISTINA PIÑA

Si quieres visitar a Cristina en su atelier, debes saber que reciben con cita previa (teléfono: 91 402 22 31) en la calle Don Ramón de la Cruz, 92 (Madrid).
¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares