Escrito por

Cristina Sánchez de Pedro

05/03/2019
© Cortesía de A Contracorriente Films.

Dakota Fanning protagoniza esta historia de superación, dirigida por Ben Lewin, realizando una de las mejores interpretaciones de su carrera.

© Cortesía de A Contracorriente Films.

Wendy Walcott es autista. Vive en una residencia asistida en la que recibe la terapia adecuada, sale a trabajar a Cinnabon, hace punto y escribe un guion que presentará a un concurso de Star Trek. Pero Wendy quiere regresar a casa con su hermana y su sobrina, y tiene un plan para que todos se den cuenta de los enormes progresos que ha hecho. Como cualquier viaje del héroe, esta será una carrera llena de obstáculos, con la dificultad añadida de que Wendy tiene que demostrar que sabe cuidar de sí misma. A ella en primer lugar.

Para empezar, ha completado 500 páginas de un guion largo, detallado, exhaustivo y con pasajes en Klingon que explica qué es para ella lo mejor de Star Trek. Wendy no es capaz de expresar sus emociones - al igual que el Capitán Kirk -, y para ella la única dirección lógica que existe para entregar su obra a tiempo es seguir hacia delante. Y esto supone romper su rutina diaria, salir de su zona de confort, enfrentarse a lo desconocido y cumplir su objetivo sin ayuda. Y mientras busca su lugar en el mundo, acaba perdida en algún lugar de la carretera interestatal entre Oakland y Los Angeles. 

Trailer de 'Larga vida y prosperidad'.

Para Wendy, el resto de las personas se comunica en un lenguaje que ella necesita descodificar, porque de verdad quiere conectar. Y la historia fantástica de Star Trek acaba ejerciendo de filtro necesario para comprender al resto del mundo. Entregar el guion es su misión para probar que puede hacer cosas valiosas sin ayuda.

Dakota Fanning interpreta a Wendy Walcott. © Cortesía de A Contracorriente Films.

Conocer a Wendy y empatizar con ella es todo uno. Quieres que lo consiga y la acompañas en el camino para ver cómo triunfa. Larga vida y prosperidad es una historia de superación que habla de sentirse muy diferente a los demás, y de tener que enfrentarse a retos que son bastante asumibles para el resto de las personas.

© Cortesía de A Contracorriente Films.

“Cuando leí el guión supe que esta historia era especial”, dice Dakota Fanning. “No quise que lo hiciera nadie más. Yo tenía que ser la que diera vida a Wendy. Era algo que me asustaba un poco y que me suponía un reto como ningún otro. Pero dicen que hay que hacer cosas que te hagan sentir un poco de miedo y he decidido hacerles caso”. Esta decisión llevó a Fanning a investigar sobre el autismo, aunque sin obsesionarse, hasta crear su propia versión de Wendy: “Alguno de los ‘Wendy moments’ son el resultado de mis propias inquietudes o inseguridades, pero aumentadas”
¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares