Escrito por

Cristina Sánchez de Pedro

25/01/2019
© Cortesía de Golem Distribución.

El último film de Lars von Trier cuenta la historia de un asesino en serie interpretado por Matt Dillon.

No te subas al coche de cualquiera, no le abras la puerta a un desconocido y mucho menos le dejes entrar. No camines sola por la noche.

Jack es un serial killer que consigue cometer cinco asesinatos en 12 años, hasta que es atrapado por la policía. Como suele pasar en estos casos, no hay conexión aparente entre asesino y asesinada. Primero elige a su víctima y luego la culpa por ello. Todas son mujeres que incumplen alguna de las normas socialmente establecidas para impedir que te suceda algo así. Pero Jack es un psicópata carente de empatía, muy capaz de hacer que sus víctimas sí empaticen con cada uno de los personajes que se inventa.

Su verdadero yo, ese que le hubiese gustado no tener que interpretar toda su vida, es el de un ingeniero frustrado que no ha conseguido ser arquitecto. Ejecuta cada uno de sus crímenes como una obra de arte, pero no es capaz de construir la casa de sus sueños. 

© Cortesía de Golem Distribución.

‘La experiencia me enseñó a estrangular correctamente y en el tiempo necesario’. - Jack.


A veces pasa, tienes un talento especial para hacer algo, pero nunca alcanzas la excelencia en aquello que verdaderamente te encanta. Es la frustración por anhelar algo mayor y mejor que nunca llega. Jack está dispuesto a matar a quien sea para terminar su obra. ¿O se trata simplemente de su pulsión por destruir alcanzando la perfección absoluta? 

Trailer de 'La casa de Jack'.

Tras siete años ausente, Lars von Trier regresa con una película heredera de las novelas de Patricia Highsmith, de la que se considera admirador. Mr. Ripley, uno de los personajes más famosos creados por la novelista estadounidense, es un psicópata. Y como Ripley, Jack es el protagonista. El malo es el protagonista. Una vez que asumes eso, estás preparado como espectador a enfrentarte a cualquier giro imprevisible de su comportamiento. Y a pesar del constante monólogo interno de Jack sobre si es culpable o no, él sabe perfectamente que lo es. 

‘Cuando pienso en todas las cosas que he hecho sin recibir ningún castigo…' - Jack.

Uma Thurman es una de las víctimas de Jack (Matt Dillon). © Cortesía de Golem Distribución.

La casa de Jack no es una película agradable, es una película polémica, es una película de Lars von Trier que patinó en Cannes y más tarde triunfó en Sitges. Solo por eso hay que darle una oportunidad.

LA CASA DE JACK TE GUSTARÁ SI…

  • Eres tan fan de la obra de Lars von Trier que no entiendes por qué sus películas crean tanta controversia. Si es así, La casa de Jack es para ti.
  • Ante una buena dosis de violencia explícita, se te escapa la risa. Pasarás una buena tarde. 
  • Prefieres el humor negro sobre cualquier otro tipo de broma.
  • Estabas deseando ver a Matt Dillon en un papel protagonista. 
¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares