Escrito por

Lucía Aycart

28/12/2018
© Lucía Aycart.

El recorrido que hemos planificado para esta escapada es intenso, pero muy orientado para ver lo máximo posible, y perfecto para un viaje romántico. La capital italiana es una ciudad muy rica en cultura, ocio y restaurantes, y el objetivo de nuestro plan es que puedas disfrutar al máximo de los lugares más emblemáticos y de la mejor comida de Roma en 48 horas.


★ DÍA 1: VIERNES.

Nuestra aventura comienza un viernes a primerísima hora, por ejemplo, con un vuelo a las 6 de la mañana. Compañías como AirEuropa o Alitalia tienen este horario.

Desde el aeropuerto de Fiumicino puedes llegar al centro de la ciudad en autobús (5€ aprox.) o en taxi (55€ aprox.). Para este viaje express escogimos el hotel The first Roma (Via del Vantaggio, 14, 00186. Roma), situado en la famosa Piazza del Popolo, lugar desde el que comenzamos y terminamos cada tour por la Ciudad eterna.

Primera parada: disfrutar de un riquísimo desayuno en Babington's tea room, local situado en el número 23 de la famosa Piazza di Spagna. Sube sus largas escaleras y disfruta de una vista panorámica de toda la ciudad.
Después de recargar pilas en el desayuno, nos ponemos en marcha. La siguiente parada es la impresionante Fontana di Trevi, en la que no se te puede olvidar tirar la moneda y pedir un deseo. A escasos minutos podemos ver el Palazzo Montecitorio (Piazza di Monte Citorio), un edificio histórico que alberga la sede de la Cámara de Diputados de la República Italiana.

La visita continúa con otro paseo hacia la Piazza Venecia y el magnífico Monumento a Vittorio Emanuele II, un edificio que, si ya es impresionante por fuera, tampoco puedes perderte su interior, y también subir a la Terraza delle Quadrighe para obtener unas vistas de lujo de toda la ciudad. 

Fontana di Trevi. ©Lucía Aycart

Después de este gran paseo te recomendamos reponer fuerzas en el famoso y típico restaurante italiano Piperno (Via Monte dè Cenci, 9). El plato estrella es la carbonara, un lujo para el paladar.

Al terminar puedes emprender la siguiente ruta: pasando por el Ponte Garibaldi podrás ver el río Tiber que cruza la ciudad, y seguir tu camino hasta la Piazza Navona, una plaza alargada donde aún se puede apreciar la silueta de lo que era un estadio de competiciones deportivas y luchas de gladiadores. Ahí mismo puedes pasar a ver la Iglesia de Sant’Agnese in Agone. La entrada es gratuita y merece la pena echarle un vistazo.

Continuamos la visita hacia el Pantheon, templo construido entre el 118 y 125 d. C. con tumbas renacentistas y una fantástica cúpula que puedes disfrutar desde dentro.

Desde aquí puedes acercarte hasta las calles comerciales Via del Babuino y Via del Corso, donde también puedes aprovechar para tomar un café típico italiano. Uno de nuestros lugares preferidos es Pompi, donde tienen un tiramisú exquisito. Existen varios por la ciudad, así que busca el que mejor te venga de camino a tu alojamiento para descansar y prepararte para la cena.

Para cenar te proponemos un plan muy romántico con el que seguro que impresionas a tu acompañante. Se trata de Aroma (Via Labicana, 125), un restaurante situado en el Palazzo Manfredi con vistas al Coliseo. Sí, sí ¡al Coliseo romano iluminado! Es todo un lujo cenar mirando a este anfiteatro del siglo I declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco, y una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno. Así damos por terminado el primer día de visita: ¡por todo lo alto!

Basílica de San Pedro. © Lucía Aycart.

★ DÍA 2: sábado.

Desayunamos en el hotel, y nos dirigimos al punto de encuentro para la excursión de 4 horas al Vaticano. Tip: con la aplicación GetYourGuide puedes contratar tours personalizados a buen precio.
Escogimos la visita guiada en español por varias razones: para recibir las explicaciones, y porque de esta manera no tienes que esperar colas, cosa fundamental siendo sábado en este punto tan turístico. El tour incluye toda la información sobre los Museos del Vaticano, la visita a la Capilla Sixtina y a la Basílica del San Pedro

Te recomendamos que al finalizar el tour, por tu cuenta subas a la cúpula de la basílica, porque es una experiencia única subir a la parte exterior y tener una vista panorámica de Roma desde el cielo. Es absolutamente impresionante. El precio por subir andando los 500 escalones es de 8€, pero también existe la opción de hacer la mitad en ascensor y solo subir 300 andando por 10€.

Museos del Vaticano. © Lucía Aycart

Al terminar te proponemos ir a comer a alguno de estos restaurantes: Dal Bolognese, donde probar la auténtica trufa blanca o negra, en la Piazza del Popolo, 1; o, si prefieres una opción más tradicional (y también más asequible), te recomendamos Ristorante al 34 situado en Via Mario de’ Fiori 34, (en la zona de Plazza di Spagna).

Vista panorámica de la ciudad del vaticano desde la cúpula de la Basílica de San Pedro. © Lucía Aycart

¡Es hora de visitar el famoso Coliseo por dentro! El día anterior lo vimos por la noche y solo desde fuera mientras cenábamos, pero ahora vamos a hacer todo un viaje en el tiempo descubriendo su interior y el del Foro Romano. Para ambos hay que comprar las entradas con antelación. También puedes conseguirlas en la misma app que hemos hablado anteriormente, GetYourGuide, así como una audioguía, que dura unos 45 minutos, donde se explican las peculiaridades y secretos de esta maravilla del mundo, de forma amena y divertida. El Foro Romano es un sitio genial para aprovechar y hacer fotos con el Coliseo detrás.

Nota* Revisa bien las horas a las que cierran la entrada para visitar estos monumentos. Suele ser pronto y te puedes quedar sin poder acceder.

Coliseo desde el interior. ©Lucía Aycart

Para cenar te recomendamos la Taverna Trilussa Trastevere (Via del Politeama23), conocido por su comida tradicional de alta calidad.

★ OTROS LOCALES CON ENCANTO DE ROMA PARA DISFRUTAR DE UN BUEN PLAN GASTRO:

Como somos conscientes de que esta ruta límite 48 horas puede dejarte sin aliento, aquí te dejamos más recomendaciones de los sitios que más nos gustan para tomar café, desayunar o merendar ricos tiramisús, cannoli, cornetti... Vale, ya paramos:

  • Café à Rosati, el mejor café de Roma, situado en la Piazza del Popolo.
  • La casetta a monti, en Via della Madonna dei monti, 62.
  • Fabrica à prati, en Via Girolamo Savonarola, 8.
  • Necci à Pigneto, en Via Fanfulla da Lodi, 68.
  • La bottega del caffè à monti, en Piazza della Maddona dei Monti, 5.
¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares