TU TIENDA -- DE TIENDAS

Escrito por

Cristina Sánchez de Pedro

05/11/2018
© Cortesía de Movistar+.

La hemos visto y es absolutamente maravillosa. Te contamos por qué las aventuras de la estrella de Hollywood Ava Gardner en Madrid merecen un buen maratón televisivo en Movistar+.


A partir del próximo 8 de noviembre, aparca todas las series que tengas empezadas. Acabamos de ver los cuatro primeros capítulos de Arde Madrid y todo el hyppe creado desde principios de 2018 ha cumplido con nuestras expectativas.

‘Detrás de cada momento histórico siempre hay alguien haciendo camas’. Esta premisa tan singular es el punto de partida de la nueva apuesta de ficción nacional de Movistar+, una serie de ocho capítulos creada por Paco León (que también dirige) y Anna R. Costa

Trailer de 'Arde Madrid'.

★ ¿DE QUÉ TRATA ARDE MADRID?

Ana Mari (Inma Cuesta) es instructora en la Sección Femenina. Por orden de Franco, recibe el encargo de ir a trabajar como criada a casa de la actriz Ava Gardner (Debi Mazar) para espiarla. Tienen sospechas de reuniones comunistas, anarquistas,... y de toda esa calaña del artisteo. El Caudillo se está empezando a incomodar con todo esto. Por eso le buscan un marido ficticio, Manolo (Paco León), que se convierte en el chófer de la estrella, y que también intentará sacar partido de su nueva posición privilegiada. Juntos se convierten en testigos presenciales de la disipada vida de la estrella de Hollywood, de las míticas fiestas de su residencia en la calle Doctor Arce, y tendrán que lidiar con sus molestos vecinos de abajo: el General Perón y su mujer Isabelita, recién exiliados de Argentina.

Debi Mazar, tirando un beso como Ava Gardner. © Jorge Fuembuena / Movistar+.

ARDE MADRID, INSPIRADA EN HECHOS REALES

Ava Gardner se instala en Madrid en 1953. Estaba casada con Frank Sinatra, pero su relación hacía aguas. Había conocido España unos años antes, cuando visitó Tossa de Mar para rodar Pandora y el holandés errante (Albert Lewin, 1951) y se enamoró profundamente del país, a pesar de que estaba sumido en una dictadura y ella venía de un país profundamente democrático.

Debi Mazar como Ava Gardner en 'Arde Madrid'. © Jorge Fuembuena / Movistar+.

Los españoles la recibieron con los brazos abiertos gracias a la influencia de Ricardo Sicre - exitoso hombre de negocios y espía de Estados Unidos en España durante la Segunda Guerra Mundial -, a pesar de que ella representaba todo lo que la sociedad desaprobaba: mujer que vivía sola, más tarde divorciada (su matrimonio con Sinatra no superó la prueba de la distancia), no católica y actriz de cine. Solo le faltaba conseguir la independencia total si se deshacía del férreo contrato profesional que mantenía con el estudio que la había convertido en una gran estrella: Metro Goldwyn Mayer. Pero no pensaban dejarla escapar tan fácilmente. Con el tiempo Madrid se convirtió en su casa, la prensa la respetaba y podía hacer lo que quería sin que nadie le llamara la atención. Toda una privilegiada en un país que pasaba hambre.

Lejos de intervenir para terminar con la dictadura de Franco, el gobierno de Estados Unidos - saltándose el veto de la ONU - firmó con España el Plan Marshall e introdujo su American way of life en la península ibérica. El país se convertía así en un (muy económico) gran estudio de cine y la cartelera se ocupaba con películas de los grandes estudios de Hollywood. La Metro vio el filón y aprovechó para convertir a Ava Gardner en protagonista de películas en las que interpretaba a mujeres con mucho carácter y de armas tomar, tópico con el que siempre han identificado a la mujer española. ¿El resultado? Mogambo, La Condesa descalza, El ángel vestido de rojo, 55 días en Pekín. Todos contentos. Un win-win, como dice Manolo.

Manolo, Ana Mari y su escala de grises. © Miguel Zaragoza / Movistar+.

ARDE MADRID TE GUSTARÁ SI…

  • Eres fan de las series españolas de factura impecable. Paco León dice de ella que es una serie rara, en blanco y negro,… De hecho, se trata de la primera serie de televisión de pago rodada en blanco y negro, pero es que ya no nos la imaginamos de otra manera. En comparación con la dolce vita que vivía la élite de la época, la vida de personas como Ana Mari y Manolo se movía en una escala de grises permanente. Sin embargo, este detalle es solo un factor más de la fórmula hallada para crear un producto televisivo tan especial: Arde Madrid es sorprendentemente ácida, tiene mucho ritmo y unas interpretaciones brillantes. 

Anna Castillo y Julián Villagrán completan el reparto. © María Heras / Movistar+.

  • Sigues todo lo que hace Paco León. Sin duda, Arde Madrid tiene el sello de sus anteriores trabajos como director, repleto de gags irreverentes que provocan carcajadas. Por ella pasan desde sus compañeras de Aida Carmen Machi y Miren Ibarguren, hasta su madre - la gran Carmina Barrios -, y otros cameos insólitos como el de Eugenia Martínez de Irujo interpretando a su propia madre la Duquesa de Alba, o una inmensa Mariola Fuentes como Lola Flores.
  • Te enganchaste a Feud (HBO). Si devoraste la serie que cuenta la enemistad íntima entre Bette Davis y Joan Crawford, Arde Madrid es una visión cañí de la intimidad de Ava Gardner, de sus luchas por conseguir papeles relevantes y de las malas borracheras del animal más bello del mundo.
¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares

Comentarios

Debes estar registrado para comentar