Escrito por

Almudena Moyano

17/02/2017
El verano está cada vez más cerca y aún tenemos por delante el puente de Mayo. Así que, por lo menos, ya tenemos alguna que otra escapada que planear o improvisar (que a veces son los planes más divertidos) hasta que lleguen las vacaciones. Nosotros seguimos convencidos de que Andalucía es un destino que no hay que pasar por alto cuando hablamos de disfrutar de la vida. Por eso, al igual que hicimos con las playas de Huelva y Cádiz, te proponemos más lugares con encanto, planes y rutas en las mejores playas de Málaga y Almería.

Vista aérea de Nerja (Málaga).

★ NERJA (MÁLAGA).


Este famoso pueblo malagueño nos acompañó durante años en nuestras vacaciones de verano como escenario de Verano Azul. Está rodeado de pequeñas e idílicas calas alrededor del casco antiguo en el que se sitúa el Balcón de Europa. Las playas de Nerja son de agua cristalina y, aunque su ambiente es muy turístico, su carácter es relajado, y tiene una gran variedad de chiringuitos a precios muy asequibles.

Nuestro plan favorito en Nerja


Visitar los acantilados naturales de los alrededores como los de Cala Maro. Se puede acceder a ellos con la práctica de alguna de las actividades náuticas que organizan en la zona: cayak, padel surf y moto acuática. La experiencia será similar a estar en otro mundo. 

El pueblo de Nerja se puede ver en un día y también te vamos a contar cómo. Sigue los pasos de Verano azul y visita la réplica de La Dorada (la mítica barca de Chanquete) que hay en el parque que lleva el nombre de la serie. Tampoco puedes marcharte de Nerja sin ver el Balcón de Europa, una plaza-mirador con las mejores vistas de la Costa del Sol. Si hace buen día para pasear (no de esos en los que tienes que estar a remojo constantemente), recorre la costa hasta el Mirador del Bendito y descubre todas sus calas. Por último, visita el centro de Nerja y piérdete por sus calles.

  • ¿Dónde comer? Los espetos y el arroz del chiringuito de Ayo, en la Playa de Burriana, son de esos pequeños placeres de la vida que debes permitirte. Si estás por el centro, acércate al restaurante Sollun (C/ Pintada, 9) y sorpréndete con su cocina creativa.

Bañador French Riviera Mouette de Swilddens x Etam. © Cortesía de la marca.

Playa de Calahonda (Granada) al atardecer.

★ PLAYA DE CALAHONDA (GRANADA).


En un recorrido por el litoral de Granada, nos encontramos con esta playa de piedra gruesa, que como su nombre indica, tiene las aguas más cristalinas y profundas de toda la Costa Tropical. Buen ambiente familiar que esquiva aglomeraciones, incluso en temporada alta. En un lateral, un acantilado de piedras cierra la playa, creando así un embarcadero natural con mucho encanto. En Calahonda no existe el invierno, su ubicación hace de esta zona una de las más tropicales de España.

Cala de la Rijana (Granada).

★ CALA DE LA RIJANA (GRANADA).


Pasado Calahonda y antes de llegar hasta Castell de Ferro, en un lateral de la carretera y con un acceso algo oculto, encontramos otra maravilla del litoral granadino. Se trata de un escondite entre acantilados de piedra y aguas transparentes que dejan al descubierto todos los tesoros que el mar esconde. Y en cuanto a tesoros fuera del mar, en esta cala destacan también los restos de una torre vigía y una gran roca que se adentra en el mar. ¿Se le puede pedir más?

El plan en Cala de la Rijana


Nuestro plan consiste en relajarse y disfrutar de este paraje natural poco concurrido. Con sólo contemplar la belleza que te rodea, no necesitarás nada más. Un buen libro que no te haya dado tiempo a leer durante el resto del año, quizá, puede ser tu mejor acompañante. Aprovecha para desconectar de móviles y tablets

En esta cala solo hay un chiringuito que hace carnes y pescados a la brasa y arroces los fines de semana, por lo que si estás buscando otra cosa es necesario desplazarse. Sin embargo, quienes son habituales de esta playa nos han contado su plan perfecto: aguantar hasta que se vaya vaciando de gente y disfrutar del atardecer tomando una copa.

Bolso étnico de Mark and Spencer. © Cortesía de la marca.

Un plan en la Playa de Calahonda


El mejor plan en la playa de Calahonda es practicar buceo y submarinismo. Tanto si eres un experto como si quieres iniciarte en su práctica. Saca tu lado más aventurero y sumérgete en sus aguas apuntándote a los cursos de buceo que se imparten. Conoce su fauna marina, explora sus rocas y atrévete con la pesca de erizos. Con suerte podrás llevarte hasta pulpo fresco a casa para la cena, ¿te imaginas? Pero si no tienes suerte con ese pulpo, pásate por el restaurante El Conjuro: arroces, ceviches, tatakis, ensaladas con un twist, pescados a la brasa,... Son siempre buena forma de rematar el día.

La Playa de Calahonda se encuentra tan solo a 13 kilómetros de Motril, por lo que si pasas allí unos días no te puedes marchar sin visitar este pueblo, situado entre la barrera montañosa de Sierra Lújar y el Mediterráneo.

Camiseta de caballero de Edmmond

¿Cuál plan os apetece más? Seguramente habrá que probar los tres para dar fe de que nuestras rutas no tienen desperdicio.
¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTELO!

Artículos populares